Coro Saldaña: «La moda tampoco cuenta con mujeres en puestos directivos»

La experta en la industria de la moda hablará de su experiencia profesional el 11 de julio en eWoman Ibiza

Coro Saldaña es Fashion Practice Lead Iberia en Accenture. Experta en la industria de la moda, una de sus misiones es explorar nuevos modelos de negocios innovadores, sobre todo para pequeñas empresas. El 11 de julio participará en eWoman Ibiza como ponente.

Cuando estudiaba Derecho, ¿imaginaba que su profesión giraría en torno a la moda?
No nunca, siempre me gustó la moda pero no sabía qué podía aportar. Con el tiempo me he dado cuenta que es una industria como otra cualquiera, con distintas necesidades y roles más allá del creativo.

¿Qué le hizo dejar su trabajo en un despacho de abogados para decantarse por la moda?
El clásico punto de inflexión de los 30, y un viaje a Berkley donde fui a hacer unos cursos de reciclaje. Fuera de España me di cuenta de que los giros profesionales son muy habituales

Y ¿cómo fue el cambio?
Mucho mejor de lo que esperaba. Nunca pensé que comenzaría tan pronto a trabajar con un diseñador de primera línea como Roberto Torretta. Aquella primera incursión fue una gran experiencia.

«ESPERO QUE
EN UN FUTURO CERCANO
SE HABLE
DE LÍDERES
SIN IMPORTAR
EL GÉNERO, ENTONCES HABREMOS CONSEGUIDO
LA PARIDAD»

Exactamente, ¿cuál es su trabajo? ¿Cómo lo desarrolla?
Mi misión, como experta en industria, y con mi conocimiento de del sector de la moda, trata de trasladar las capacidades y activos de Accenture, que son muchas, a la realidad del cliente. Me encargo de detectar casos de uso, es decir, describir las actividades que se pueden convertir en propuestas y ventas.

¿Se ha encontrado con trabas a la hora de desarrollar sus proyectos digitales?
Realmente no. Tengo la suerte de trabajar en Accenture donde contamos con los mejores clientes de cada industria que demandan grandes proyectos. Siendo honesta, como en todas las industrias, también en la moda ha habido fases de contextualización con nuestros clientes para que entendieran la importancia de la transformación digital y de llevar a cabo una serie de iniciativas que vienen marcadas por el sector y el mercado de la moda. Este ámbito exige una experiencia de cliente muy exigente que debe sustentarse en capacidades digitales y soluciones tecnológicas que lo hagan posible.

Es complicado cambiar un negocio tradicional hacia uno digital. ¿Cuáles son las principales reticencias o miedos?
Lo más habitual es el miedo a la desconocido, aquí la gestión del cambio juega un papel fundamental. También aquello de ‘la ignorancia es atrevida’ muchas veces se subestima el potencial de los proyectos que ofrecemos, por eso una parte importante de mi trabajo es ponerlo en valor, y conseguir que se entienda bien.

¿Qué ventajas tiene un negocio digital frente a uno tradicional?
Lo importante es no hacer distinciones, y que ambos canales el online y el offline se integren perfectamente para ofrecer una experiencia omnicanal (el verdadero reto) sin fricciones.

En 10 años ¿seguirán existiendo las tiendas?
Claro que sí, pero serán tiendas que se habrán adaptado al nuevo papel que debe cubrir un negocio así y deberán ser capaces de ofrecer experiencias en todos los canales.

¿La moda es un sector que cuenta con más mujeres hacia puestos directivos o es cómo el resto?
Me encanta que me hagas esa pregunta, ya que junto con otras siete ejecutivas digitales soy miembro de WomenInTech, una iniciativa promovida por Valeria Domínguez, donde nos definimos como la primera aceleradora de talento digital. El objetivo es promover un mayor liderazgo femenino en la alta dirección y en consejos de administración. Con ello, confirmo que la moda tampoco cuenta con mujeres en puestos directivos, aunque sí los hay en posiciones intermedias. En alta dirección hay mucho camino por recorrer.

«LA MODA EXIGE UNA EXPERIENCIA
DE CLIENTE
MUY EXIGENTE QUE DEBE SUSTENTARSE
EN CAPACIDADES DIGITALES»

Así que, ¿todavía hay promover el liderazgo femenino en puestos directivos?
Desde luego que sí, hay que promover el liderazgo femenino y sobre todo darle visibilidad. Un poco de contexto: La Unión Europea estima que se crearán 900.000 puestos de trabajo en el sector tecnológico de cara al 2020, pero solo el 3% de las mujeres que tienen estudios superiores han cursado carreras científico-tecnológicas, en el caso de los hombres, el porcentaje asciende al 15%, según desvela el estudio de DigitalES. El éxito vendrá en un futuro, espero que cercano, cuando no se hable de líderes femeninas, sino de líderes, sin importar el género. En ese momento habremos conseguido la perseguida paridad.

Cuando termine su exposición en eWoman, ¿con qué mensaje le gustaría que se quedaran los asistentes?
Que soy el ejemplo de que nunca es tarde. Con 30 años di un giro de 180 grados, y años después, me alegro mucho de haber dado el paso. Espero que mi trayectoria y experiencia sirvan de ejemplo para otras mujeres como yo.

Para asistir al evento eWoman es necesario inscribirse en la web del Club Diario de Ibiza