Inicio Blog

Los ganaderos de Ibiza avisan del declive del ganado ovino y las razas autóctonas

José Miguel L. Romero / Ibiza

Josep Lluís Joan Torres, técnico de Promoción de Calidad Agroalimentaria del Consell de Ibiza, tiene la esperanza de que el futuro de la isla «sea ganadero, pues se apoya en la tradición, la producción de una proteína natural de alta calidad, una alimentación sostenible del ganado y, además, permite conservar el paisaje». Pero admite que no será fácil cumplir ese objetivo, según matizó ayer en la mesa redonda ‘Som ramaders. Presente y futuro de la producción ganadera’, celebrado en el Club Diario de Ibiza y en el que, además, participaron los productores Antonio Tur, de Can Llusià; María Ramón, de sa Cova de Sant Miquel, y Javier Irazusta, gerente de Can Company.

En su charla sobre la ganadería ibicenca hoy en día, Joan dio unas pinceladas sobre cómo era el pasado inmediato de este sector, que prácticamente exportaba toda su producción fuera de la isla hasta mediados del siglo XX, sobre todo a Barcelona («era más fácil vender allí los huevos de Ibiza que los de Mataró»), a Valencia y a Mallorca. Aquí apenas quedaban huevos para abastecer a la población (una queja que habitualmente aparecía en la prensa local), que antaño «eran como la almendra», una fuente de proteínas muy valoradas y, por tanto, de riqueza, ya que se adquirían a buen precio allende estas costas: «Era lo que daba dinero. Como mucho, aquí se hacía una tortilla para celebrar el cumpleaños de un niño». La proteína animal era secundaria, de ahí que sólo estuviera presente en platos y en fechas especiales de Ibiza.

Joan recordó que existen en Ibiza cuatro granjas que explotan el pollo pagès, dos el porc blanc y una el porc negre. Además, hay cinco empresas que producen lácteos y quesos. Y tres, huevos ecológicos. El pollo payés es, a su juicio, un producto ya consolidado y en crecimiento: «Ahora mismo, la del pollo es la producción más importante del matadero de la isla. En Mallorca no hay matadero de pollos, ni casi productores, lo que indica la importancia que tiene en Ibiza». El que se cría aquí «es mejor que el que viene de fuera, pues está mejor alimentado», argumenta. Y su precio «duplica» el foráneo, a pesar de lo cual «se comercializa bien». Es un sector pequeño, pero de «importante impacto económico».

De 20.000 a 3.500 cabezas

El cordero, que había sido la principal ganadería pitiusa hasta hace unas décadas, está en «fuerte regresión». De las 20.000 cabezas que había en 1960 se ha pasado a las 3.500 actuales. «En el pollo —explica Joan—, pocos [cuatro] producen mucho; en el cordero, muchos producen poco». Es, según su criterio técnico, «un sector muy poco organizado y que está en manos de gente muy mayor. Son ganaderías en extensivo, en torno a casas payesas. No son rentables, pero los mayores mantienen sus pequeños rebaños por orgullo». No ha habido relevo generacional, de ahí el problema grave que padece: «Cada vez que muere un mayor, desaparecen 20 corderos». Es la principal causa de su declive: «Tiene un efecto retardado, además. Tras morir quien cuidaba del rebaño, al cabo de tres años esa finca empieza a estar abandonada porque los hijos no pueden atenderla».

Las razas autóctonas están, «más que en declive, en extinción», afirma Joan: «Ni el cordero, ni el cerdo blanco ni el pollo (aunque sea pagès) que se comercializan son de razas antiguas ibicencas». Quedan solo «50 cerdos, 236 ovejas y 287 cabras pitiusos». Hay cinco especies autóctonas en riesgo de extinción, entre ellas el porc negre, si bien augura un buen futuro para este porcino gracias a su comercialización. «Es viable sacarle provecho», asegura, aun cuando «producen menos y crecen más lentamente, tienen menos crías y contienen más grasa en el lomo, que si bien antes era un tesoro, ahora es merma para los carniceros». En este sector ganadero, los dos criadores ibicencos de porc blanc son los suministradores para la producción de sobrasada.

El conejo ibicenco es «de excelente calidad y muy reproducible, pero está muy limitado porque no hay un matadero propio», cuya construcción está prevista para el próximo año con el fin de recuperar esa raza y «darle salida». «Hay animales como este o el porc negre que fueron pasado y que pueden ser futuro. Podrían ser un revulsivo en la restauración ibicenca, pero para eso hay que recuperar su producción». Joan avisa que «si no se encuentra provecho comercial a las razas autóctonas, serán carne de zoo».

Los ganaderos de Ibiza avisan del declive del ganado ovino y las razas autóctonas
La mesa redonda se celebró el 10 de diciembre en el Club Diarior de Ibiza. Foto: Vicent Marí

Antonio Tur, de Can Llusià dio a conocer el trabajo de su pequeña explotación sostenible, basada en la economía circular: «Nuestro cultivo principal es la patata, para el que aprovechamos el estiércol que producen nuestras ovejas. Es el mejor abono para producir patatas de la máxima calidad», explica. Tiene un rebaño de unos 120 corderos, lo que le obliga a plantar «mucha extensión de forraje» para alimentarlos: «Eso tiene como consecuencia que el entorno paisajístico se vea cuidado: verde en una época, otra labrado, otra con restos que aprovechan las ovejas una vez se quita de allí el forraje€».

Pero estos rumiantes, advierte, son «un complemento más de la finca, ya que por sí solos no son rentables» dado que los gastos de producción «superan mucho lo que se obtiene por su venta». Sí representan una ayuda a la finca, sin embargo, cuando se suma su aportación (sus deposiciones) a la producción de las hortícolas, como patatas y sandías.

¿Y cómo podrían ser rentables los rebaños en Ibiza? Con más superficie, «con grandes extensiones de terreno», algo complicado en la isla. «Y eso —apunta Tur— que nosotros contamos con nuestra finca y cuatro más que los vecinos nos prestan desinteresadamente, sólo a cambio de que las mantengamos, cuidemos y sembremos».

Galería de fotos

El valor de la ganadería balear

Antonio Tur, de Can Llusià; María Ramón, de Sa Cova Sant Miquel; Javier Irazusta, gerente de Can Company, y Josep Lluís Joan, técnico del Consell de Ibiza, analizarán el presente y el futuro de la producción ganadera el jueves en el Club Diario de Ibiza

El valor del producto local, el relevo generacional, las oportunidades de negocio, la importancia de conservar las razas autóctonas y la preservación del entorno son algunos de los temas que se analizarán en la mesa redonda ‘Som ramaders. Presente y futuro de la producción ganadera en Baleares‘ que tendrá lugar el jueves, 10 de diciembre, a las 19 horas en el Club Diario de Ibiza.

El debate contará con las intervenciones de Antonio Tur, de Can Llusià; María Ramón, de Sa Cova Sant Miquel; Javier Irazusta, gerente de Can Company, y Josep Lluís Joan, técnico de Promoción de Calidad Agroalimentaria del Consell de Ibiza, que además de exponer las claves del sector ganadero actuará como moderador.

Una de las paradojas que se planteará es la apuesta de los consumidores ibicencos por la carne de proximidad tanto en el sector hostelero como en la cesta de la compra familiar y las dificultades para conseguir este producto.

Según los datos de las explotaciones ganaderas en Ibiza, Josep Lluís Joan apunta que el pollo payés es un producto consolidado y en crecimiento; el cordero sufre un declive, y por contra, el cerdo negro tiene mucho futuro.

Explotaciones ganaderas en Ibiza

María Ramón ofrecerá su experiencia, heredada de la tradición familiar, en su explotación ganadera de cerdo blanco, cordero y pollo payés.

El ejemplo de una finca sostenible basada en la economía circular, donde los restos de cultivo se aprovechan para el ganado y el estiércol aporta fertilidad en la tierra, será el eje de la intervención de Antonio Tur.

A una escala mayor, Javier Irazusta relatará cómo Can Company ha pasado de ser una explotación familiar a realizar todo el proceso desde la siembra a la comercialización de productos elaborados.

El acto será presencial, abierto al público y tendrá aforo limitado debido a las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias.

La mesa redonda está organizada por el Club Diario de Ibiza y el Club Diario de Mallorca, y cuenta con la colaboración del Consell de Ibiza.

Diario de Ibiza premia la entrega y la solidaridad frente a la crisis del Covid

0

El Club Diario ha acogido esta tarde el acto de entrega de los premios anuales del decano de la prensa matutina de Baleares. Los galardonados este año han destacado por su importante labor frente a la crisis desencadenada por la pandemia: los sanitarios de Ibiza y Formentera han recibido el premio a la Acción Social; Marco Martín, el premio a la Solidaridad por su iniciativa Carritos Solidarios, y la plataforma Ibiza Contigo, el del Compromiso Cívico. (Ver galería de imágenes)

Así se trabaja en Diario de Ibiza.

El premio colectivo a los sanitarios, de todos los ámbitos y categorías profesionales, ha sido recogido por una representación de cinco trabajadores del Área de Salud de las Pitiüses y por otros cinco de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, la clínica privada más importante de Ibiza. De esta forma, se premia la labor tanto de los profesionales de la sanidad pública como de la privada. El encargado de entregarles la estatuilla, obra del escultor ibicenco Pedro Hormigo, ha sido Christian Bernard Radtke, que estuvo hospitalizado en la Policlínica por coronavirus junto con su pareja desde hace 45 años (con la que se casó durante su estancia en el hospital), enfermedad que ambos superaron.

Premio Diario de Ibiza al Compromiso Cívico.


Marco Martín ha recogido el premio por Carritos Solidarios, una de las iniciativas de mayor proyección de las surgidas en la sociedad civil de la isla en los últimos años. La directora de Diario de Ibiza, Cristina Martín, ha entregado la estatuilla. Sara Barbado, portavoz de Ibiza Contigo, ha recibido el premio de manos del presidente del Consell Insular de Eivissa, Vicent Marí.

La directora de Diario de Ibiza, Cristina Martín, ha agradecido en su discurso el ejemplo que los premiados dan en medio de la crisis más grave de nuestra historia reciente.

“La celebración o no de este acto en unos momentos tan difíciles ha sido objeto de debate en Diario de Ibiza, pero finalmente decidimos organizarlo para demostrar que la sociedad resiste, que es capaz de sobreponerse a situaciones muy adversas y seguir adelante pese a todo. También creímos que había que celebrar este acto, aunque fuera con muchas limitaciones, como forma de mostrar nuestro apoyo a quienes lo están dando todo para luchar contra la enfermedad y ayudar a los afectados”, ha señalado Martín. La directora de Es Diari ha agregado que “este acto es sobre todo un reconocimiento de la población de estas islas hacia las personas que hoy premiamos, y una forma de valorar y difundir su importantísima labor, lo que forma parte de nuestra responsabilidad como medio de comunicación”.

Premio Diario de Ibiza a la Solidaridad.

“En medio de este desconcierto, las iniciativas que premiamos hoy nos traen esperanza y fe en nuestros semejantes y en el futuro. Todas estas personas que trabajan por ayudar a los demás arrojan luz en nuestras vidas y nos muestran el camino -ha afirmado Martín-. Solo juntos, con la colaboración de todos, saldremos de esta crisis sin precedentes. Ese es el mensaje que nos envían, y el que nos debería guiar a cada uno en nuestra actividad cotidiana. Solidaridad y ayuda en medio de un mundo que parece desmoronarse. Esos son los valores que nos deben sostener y que tan bien representan todos los premiados de hoy”.

Premio Diario de Ibiza a la Acción Social.

La delegada de Ib3 en las Pitiüses, Elena Gregori, ha sido la presentadora de la gala, que se ha podido seguir en directo en la web de Diario de Ibiza y en el canal de Facebook del rotativo. Los músicos Miguel Falomir (viola) y Ramsés Puente (violín) han interpretado el allegro Duo para violín y viola en Sol Mayor K423 de Mozart en la apertura del acto, que han cerrado con el adagio para violín y viola en Sol Mayor K423 de Mozart.

La ceremonia se ha celebrado con aforo reducido y con las medidas anti-Covid vigentes.

La pieza de los premios

La transición hacia la energía sostenible es la única opción

0

Los expertos que participaron en el webinar ‘Energías renovables y movilidad eléctrica. Energía limpia como motor económico y sostenibilidad medioambiental’ organizada por el Club Diario de Ibiza con el patrocinio de Palau Sistemas Renovables, dejaron claro que el camino hacia un modelo de transición energética sostenible es la única opción gracias a los cambios normativos que reducen los costes y la certidumbre hacia el futuro.

La transición hacia la energía sostenible es la única opción
Los cinco expertos que participaron en el webinar organizado por el Club Diario de Ibiza con el patrocinio de Palau

La mesa de expertos celebrada el martes contó con las aportaciones de Aitor Urresti, director general de Energía y Cambio Climático del Govern balear; Jordi Salewski, concejal de Medio Ambiente y Transición Energética del Ayuntamiento de Eivissa; Javier Tomás, director de la Universidad Corporativa Power Electronics; Alejandro Labanda, director de Estudios de Unión Española Fotovoltaica (UNEF) y Eduardo Mezquida, CEO de Palau Sistemas Renovables.

Aitor Urresti comenzó su intervención recordando que en 2030 los objetivos son reducir las emisiones en un 40% y conseguir que al menos un 35% de la producción energética proceda de fuentes renovables. «El reto es llegar a 2050 con un sistema prácticamente descarbonizado basado al 100% en energías renovables», avanzó el director general de Energía y Cambio Climático.

Para lograrlo, desgranó algunas de las ayudas tanto para particulares como para empresas e incluso para entidades públicas. «En 2010 están presupuestados cinco millones de euros para ayudas al autoconsumo donde habrá una reserva mínima por isla», destacó. También avanzó que el plan Moves II de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible contará con 2,5 millones de euros en los próximos dos años y apuntó que Balears es una de las comunidades donde mejor ha funcionado este programa. En este sentido apuntó que «la movilidad es clave en las islas» y por ello las infraestructuras son fundamentales, por lo que en 2025 se pretende contar con, al menos, 1.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos, de los que actualmente hay 500.

Recarga en zonas turísticas

Uno de los proyectos en los que trabaja el Govern, cuya convocatoria saldrá a licitación en primavera por valor de unos tres millones de euros, es la instalación de puntos de recarga en zonas turísticas con gran afluencia pero alejadas de los núcleos urbanos, una demanda de la hostelería, los concesionarios de venta de vehículos y las compañías de alquiler de coches. Además Urresti insitió en que es fundamental replantear el sistema de transporte público e individual e ir hacia modelos más sostenibles.

El Govern licitará
la instalación de puntos
de recarga
en zonas turísticas

Jordi Salewski se mostró de acuerdo en fomentar una movilidad más sostenible y, como primer paso, se comprometió a pasar de nueve puntos de recarga para vehículos eléctricos a 16 en el próximo año. En la misma línea dijo que «no puede ser que en la isla, solo el 1% de la energía proceda de renovables».

Para incrementar la producción de energía con renovables y fundamentalmente con la solar anunció que próximamente el Ayuntamiento licitará nueve proyectos para la instalación de este tipo de energía y aprovechó para animar a las comunidades de propietarios y a los vecinos para que instalen energía fotovoltaica. «Desde el ayuntamiento ayudamos a la tramitación de las ayudas» y recordó que «en estos momentos no es tan caro».

Este mismo concepto ahondó Javier Tomás, quien insistió en que «la solar es la forma más barata para generar energía. Aunque no existieran ayudas seguiría siendo muy rentable».

En opinión del director de la Universidad Corporativa Power Electronics, «Eivissa es el lugar perfecto para instalar placas solares en los tejados de las comunidades de vecinos, en las viviendas unifamiliares y en los aparcamientos». También es una isla ideal para fomentar el vehículo eléctrico y la instalación de puntos de recarga, sobre todo en un momento donde las previsiones auguran que en 2025 los precios de los coches eléctricos estarán a la par de los de combustión, también bajará el precio de la recarga y aumentará la autonomía.

La reducción del coste y los cambios normativos que aseguran la certidumbre en el futuro son claves para apostar por el autoconsumo, en opinión de Alejandro Labanda. La gran variedad de instalaciones de autoconsumo individuales y colectivas en el sector residencial, en empresas de todo tipo, en industrias y en la hostelería, cuyo pico de consumo coincide con las hora de sol, hacen que la rentabilidad de las renovables sea muy alta.

Entre las numerosas formas de colaborar puso como ejemplo la posibilidad de que un polideportivo pueda compartir la energía que genera en su cubierta con un bloque de viviendas.

La transición hacia la energía sostenible es la única opción
Aparcamiento con una cubierta de placas fotovoltaicas y punto de recarga para vehículos eléctricos ubicado en un hotel de Sant Antoni.

«Aunque no existieran ayudas, la energía solar seguiría siendo muy rentable»

El director de Estudios de Unión Española Fotovoltaica aseguró que «muy pronto el autoconsumo será algo tan sencillo como tener un electrodoméstico. Tenemos que concienciarnos de que es un método para recuperar la inversión en muy poco tiempo y disfrutar de energía gratis». Como dato aseguró que la fotovoltaica proporciona ahorros entre el 30 y 40% en la factura.

Ahorro y amortización

El ahorro fue también una de las variables esgrimidas por Eduardo Mezquida para apostar por la fotovoltaica. Puso como ejemplo una vivienda de 100 metros cuadrados cuyo ahorro puede estar entre el 40 y el 60% en el consumo diurno, en una instalación pequeña una factura mensual puede pasar de 66 a 43 euros y fijó entre 6.000 y 8.000 euros el coste de la instalación por lo que la amortización está entre cinco y ocho años. También destacó que «cuanto más grande es la instalación más económica es».

Como ejemplo el CEO de Palau Sistemas Renovables mostró el caso de éxito de un hotel en Sant Antoni que ha transformado una parcela de arena en un aparcamiento solar que produce con una potencia instalada de 94 kW el 20% del consumo del hotel, una amortización en siete años y que supone una reducción de Co2 de 36 toneladas que equivalen a 1.680 árboles.

Para Eduardo Mezquida «cambiar a energías renovables es la única opción, con la energía solar cuidamos el medio ambiente», un argumento en el que coincidieron los otros cuatro ponentes.

Con energía solar, una vivienda media puede ahorrar entre el 40
y el 60%
en la factura

«La transición energética no puede quedarse solo para los muy ecologistas o para los concienciados con el medio ambiente», reiteró Alejando Labanda, mientras que Jordi Salewski apostó por «una ciudad más amable y sostenible en la que el carril bici sea otro de los elementos que contribuya a la sostenibilidad».

Algo en lo que Javier Tomás ahondó ya que en su opinión «Eivissa tiene una buena oportunidad para diferenciarse y ser una potencia y un ejemplo en la movilidad sostenible».

Aitor Urresti fue mas lejos y expresó su deseo de la necesidad de concienciación y el cambio de hábitos hacia un modelo más sostenible. «No se trata solo de comprar un vehículo eléctrico sino de consumir menos y mejor».

Energias renovables y movilidad diario de Ibiza

‘Energías Renovables y Movilidad Eléctrica. Energía limpia como motor económico y sostenibilidad medioambiental’ es el título la mesa de expertos en formato webinar, que tendrá lugar el próximo martes, 29 de septiembre a las 17 horas. La participación es gratuita y está abierta a todos los interesados, solo hay que inscribirse en este enlace. Esta mesa de expertos está organizada por el Club Diario de Ibiza con la colaboración y el patrocinio de Palau Energías Renovables.

Los principales temas que se abordarán en la mesa de expertos están relacionados con el Plan Moves II de incentivos a la movilidad eléctrica y sostenible; los tipos de instalaciones de energía fotovoltaica y sus principales componente donde se analizarán también algunos casos de éxito; el desarrollo del Real Decreto 244/2019 de autoconsumo fotovoltaico; las ventajas y las posibilidades del autoconsumo energético, o las perspectivas sobre la transición energética en Baleares, entre otros asuntos.

Mesa de expertos

En la mesa de expertos participarán Aitor Urresti, director general de Energía y Cambio Climático del Govern balear; Jordi Salewski, concejal de Medio Ambiente y Transición Energética del Ayuntamiento de Ibiza; Javier Tomás, director de la Universidad Corporativa Power Electronics; Alejandro Labanda, director de Estudios de Unión Española Fotovoltaica, (UNEF) y Eduardo Mezquida, CEO en Palau Sistemas Renovables.

Los asistentes a esta mesa de expertos podrán enviar sus preguntas a los ponentes por escrito a través de la plataforma de webinar.

Ponentes de diversos ámbitos

Aitor Urresti dedicará parte de su intervención a hablar de las ayudas para facilitar el autoconsumo energético que el próximo año serán de cinco millones de euros. Respecto al vehículo eléctrico dará a conocer el plan para extender los puntos de recarga a zonas turísticas alejadas de los municipios, una reivindicación de los hoteles y de las empresas de coches de alquiler.

El punto de vista local lo pondrá Jordi Salewski que hablará de las acciones del Ayuntamiento de Ibiza para fomentar el uso de energías renovables entre las que destacan la tramitación de ayudas para particulares y de las iniciativas que se llevan a cabo en el municipio como la reciente instalación de placas solares en la cubierta del colegio de Sa Graduada.

Javier Tomás ofrecerá una visión más tecnológica, fundamental para realizar la transición energética y hablará de las ventajas de adquirir un vehículo eléctrico, ya que al ahorro energético se une la tecnología punta. También ofrecerá datos sobre el ahorro económico que supone la instalación de energía solar para autoconsumo.

Alejandro Labanda, director de Estudios de Unión Española Fotovoltaica centrará su intervención en el marco normativo de autoconsumo a nivel nacional, especialmente en el Real Decreto RD 244/2019, para ilustrar el tipo de instalaciones que se pueden realizar y cuál es el régimen económico en el que se encuadran.

Eduardo Mezquida expondrá las ventajas que ofrece una isla como Eivissa para el aprovechamiento del sol como principal fuente de energía tanto desde el punto de vista medioambiental como económico puesto que la amortización que supone una instalación solar es muy rápida.

Para conectarse a la mesa de expertos es imprescindible inscribirse en este enlace.

Una novela que da voz a los jóvenes

0

La periodista ibicenca Cristina Roldán Ripoll presenta este viernes en el Club Diario su primera novela, ‘Los pasos de Odette’. La obra, que se puso a la venta el pasado 28 de agosto, retrata la falta de oportunidades profesionales a la que se enfrentan las generaciones jóvenes, a pesar de su formación. La autora también aborda en su ópera prima otros temas como la realidad de la comunidad LGTBI.

La idea de escribir un libro rondaba por la cabeza de Cristina Roldán Ripoll (Ibiza, 1994) desde hace tiempo. Nunca encontraba el momento hasta que se quedó sin trabajo y estalló la pandemia. Entonces decidió dejar Madrid, la ciudad donde residía, y regresar a su isla natal para pasar el confinamiento. De natural inquieto, la joven ibicenca aprovechó el encierro en casa para dar rienda suelta a su afición por la escritura y convertir en realidad un proyecto que abrigaba desde que terminó la carrera de Periodismo.

Roldán quería escribir una novela con la que apoyar y reivindicar la valía de las generaciones jóvenes en el terreno profesional y en la sociedad. «He querido dar voz a los jóvenes para que se nos tome en serio. Parece que hasta que no cumplimos más de 30 años carecemos de valor. A pesar de estar formados, no encontramos nuestro sitio», afirma la autora. En un mes y medio Roldán tuvo lista su novela, ‘Los pasos de Odette’, que presenta este viernes, 11 de septiembre, a las 20.30 horas en el Club Diario de Ibiza. La historia, explica, gira en torno a la vida de Odette, una joven de 26 años que reside en Ibiza que «no soporta las injusticias, la poca libertad y la manera en la que se dictan las normas». «El sistema establece unas pautas a seguir si queremos alcanzar nuestros objetivos que pasan por formarnos y conseguir títulos. Sin embargo, después de seguir todos los pasos marcados, nos encontramos con una realidad diferente y es frustrante, los jóvenes estamos más perdidos que nunca», señala la joven periodista.

Roldán sabe bien de lo que habla. Después de su paso por la universidad Carlos III de Madrid, realizó un Máster en Comunicación, Moda y Asesoría de Imagen por el Instituto Superior de Diseño de Barcelona (ESDI). Desde entonces ha ido encadenando trabajos como becaria y contratos temporales, el último en el campo de la comunicación corporativa y de comunity manager. Aunque aclara que su primera novela no es autobiográfica, Odette, su protagonista, tiene bastante en común con Roldán: comparten edad, formación profesional y muchos pensamientos.

Reflexiones sobre la libertad


Además de poner sobre la mesa la falta de oportunidades profesionales de los jóvenes, ‘Los pasos de Odette’ también reflexiona sobre la libertad y refleja la realidad de la comunidad LGTBI, en concreto de la identidad transgénero, a través de uno de los personajes de la obra, Ada. Samanta comparte protagonismo con Odette. Más joven que ella, hace que ésta vea la vida con otra perspectiva más positiva.

María Jesús Nafría Fernández es la editora que confió en Roldán y apostó por su proyecto. A su vez, la joven ibicenca también quiso hacer su apuesta, depositando su confianza en una joven artista de 16 años, Irene Corbalán Melero, para ilustrar la portada y la contraportada de su primera novela. Las tres estarán el viernes en la presentación de la obra acompañadas por la vicepresidenta del Parlament balear Gloria Santiago, a la que Roldán sigue en las redes sociales y con la que comparte puntos de vista sobre la libertad. Roldán le envió el libro y le pidió que estuviera en su presentación. La novela está disponible en Amazon y se podrá adquirir a partir del viernes en la librería Hipérbole.

‘La mirada’, imágenes que recitan versos

Andrés Ferrer Taberner (Valencia, 1956) lleva cinco años «recolectando y emparejando, como un casamentero, fotografías y poemas». Fruto de esa cosecha nace ‘La mirada. Imágenes y versos’ (editorial Altaveu), que presentará este jueves a las 20 horas en el Club Diario de Ibiza.

El libro aúna dos de las pasiones de este escritor, historiador y geógrafo, que colabora como columnista en Diario de Ibiza. Para Ferrer, entre la poesía y la fotografía «la interacción es innegable, hay vasos comunicantes». A través de ambas disciplinas, el autor de ‘La mirada’ persigue «transmitir la belleza», que halla, en esta obra, en paisajes, personas y animales. Con su cámara lo que pretende es «captar el instante», buscando en todo momento la iluminación correcta; con sus palabras persigue la precisión para plasmar y sintetizar ese rapto de inspiración. La máxima es siempre «menos es más». «Escoger los términos adecuados es como cruzar un arroyo. En ese momento hay que elegir las piedras que te van a permitir atravesarlo. Lo mismo ocurre con las palabras». Así lo explica el escritor, que deja traslucir con la comparativa su amor por la naturaleza y su faceta de montañero. Ahondando en esta idea, Ferrer cita un fragmento de la reseña sobre su libro publicada por la revista Quimera en el mes de junio, que firma la escritora Alicia García-Herrera: «Si la cámara es capaz de capturar el instante, el poema logra prolongarlo para transmitir la emoción…».

‘La mirada’ reúne 25 fotos en color y en blanco y negro con sus correspondientes poemas de verso libre repartidos en cuatro capítulos: ‘Paisajes’, ‘Retratos, ‘Seis criaturas de clorofila’ y ‘Siete criaturas de sangre y una de magia pura’.

'La mirada', imágenes que recitan versos
Andrés Ferrer y Ramón Mayol, durante la presentación del libro en el Club Diario de Ibiza

Fotografías Andrés Ferrer

Admite Ferrer que, a veces, las fotografías y los poemas que les acompañan surgieron de forma independiente hasta que el autor decidió que sus caminos confluyeran en ‘La mirada’.

En otras ocasiones, es la fotografía el origen de todo. Los versos llegan después. Es lo que ocurre con la imagen del hombre que besa a un ciervo captada en Nara (Japón), que ilustra la portada del libro. De esta instantánea surge el poema ‘Cérvido’.

También sucede al contrario. Primero surgen las palabras y luego el autor capta la imagen que ilustra a la perfección su emoción. El escritor pone como ejemplo ‘Furia conífera’, a la que le acompaña una fotografía realizada en Soria, en la Laguna Negra. A Ferrer le «obsesionan» los árboles, «metáfora perfecta del ser humano» porque, explica, «como nosotros, viven en manada, pero en el fondo son solitarios».

También le entusiasman los retratos, la mayoría de los que aparecen en el libro «son robados». Con el teleobjetivo capta expresivos rostros, como el del veterano pescador de la isla de Estrómboli (Italia) que inspira el poema ‘Poseidón’.

Ferrer ha participado en diversas obras colectivas, pero ‘La mirada’ es su primer poemario en solitario. También se trata de su primera publicación de fotografía.

En su currículum como escritor, el autor valenciano atesora relatos y el libro de viajes ‘De árboles, nubes y sueños. El caminar de un peregrino a Santiago’. La novela, de momento, no la ha abordado.

Lector voraz de poemas, se formó en la materia en el taller de Poesía ‘Polimnia 222’ de la catedrática de Lengua y Literatura Elena Escribano. Ella ha sido su «maestra en poesía» y la autora del prólogo de ‘La mirada’.

Ferrer tenía previsto presentar su fotopoemario en el Museo de la Ciudad de Valencia a finales de marzo, pero la crisis del coronavirus y el estado de alarma trastocaron sus planes. Así que será Ibiza, la isla en la que pasa los estíos desde el año 2000, la que acogerá la primera presentación pública de ‘La mirada’.

Ibiza y Formentera

El escritor valenciano es un apasionado de las Pitiusas. En su libro aparece una imagen en la que retrata a una mujer ensimismada en la lectura, bañada por la luz del atardecer de Formentera, una isla que descubrió en 1977.

El columnista de Diario de Ibiza, que también ha colaborado en Levante y Las Provincias, pasará este verano en las Pitiusas, pensando, a buen seguro, en su próximo proyecto, un fotopoemario dedicado a Ibiza.

Presentación en el Club Diario de Ibiza

El escritor e historiador Andrés Ferrer presentó el jueves 16 de julio en el Club Diario de Ibiza su obra ‘La mirada. Imágenes y versos’ (editorial Altaveu) en un evento conducido por el promotor cultural Ramón Mayol. El libro reúne 25 fotografías en blanco y negro y en color acompañadas por sus correspondientes poemas escritos en verso libre. Paisajes, personas y animales inspiran este trabajo que el autor valenciano empezó a fraguar hace cinco años aunando dos de sus pasiones. Andrés Ferrer ha escrito relatos y el libro de viajes ‘De árboles, nubes y sueños. El caminar de un peregrino a Santiago’. Además, es columnista de Diario de Ibiza.

'La mirada', imágenes que recitan versos
Los asistentes a la presentación del libro de Andrés Ferrer guardan la distancia de seguridad y llevan mascarilla

Foro online digitalización empresas – Diario de Ibiza

La digitalización de las empresas consiste en utilizar las tecnologías que continuamente se lanzan al mercado para incluir nuevas maneras de trabajar de manera más eficiente y con menos esfuerzo. Además, la digitalización  implica adaptarse a las nuevas peticiones de los clientes, así como crear nuevos modelos de comunicación y relación con ellos y con los proveedores.
 

Estos son algunos de los asuntos, centrados en las pequeñas y medianas empresas, que se analizarán el martes, 7 de julio, a partir de las 10 horas en el foro online ‘Digitalización de las Pyme’ que organizan Diario de Ibiza y Diario de Mallorca con el patrocinio de Banco Sabadell en el marco del Club Diario. 

 

Participación gratuita
 

Esta iniciativa online se iniciará con la apertura de la directora de Diario de Ibiza, Cristina Martín. Tras ella intervendrán los ponentes: Miguel José Piñol, director general Comerç (CAIB) del Govern Illes Balears; Jordi Mora, presidente de Pimem (Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Mallorca); Alfonso Rojo, presidente de Pimeef (Federació Petita i Mitjana Empresa d’Eivissa i Formentera); Justo Saura, presidente de PIME (Federación de la Petita i Mitjana Empresa de Menorca, y Javier Villar, director de digitalización de empresas de Banco Sabadell. Tras las intervenciones se celebrará un debate. Como moderador actuará Salvador Galindo, director de Amara, Ingeniería de Marketing.

 

«Si la dejamos, la naturaleza es capaz de recuperarse»

0

Diana Blesa | Ibiza

El conseller de Medio Ambiente de Formentera, Antonio J. Sanz, debate en un foro virtual organizado por el Club Diario de Ibiza con el responsable de la Asociación Despierta sobre los aprendizajes que ha dejado el Covid-19 en relación a la biodiversidad.

Con el Covid-19 ha quedado demostrado que, si la dejamos, la naturaleza es capaz de recuperarse». Así se pronunció el conseller de Medio Ambiente de Formentera, Antonio J. Sanz, en el foro virtual ‘El valor de la biodiversidad en tiempos de Covid’, organizado el miércoles por el Club Diario de Ibiza.

El representante de Formentera debatió con el responsable de la Asociación Despierta y director de comunicación de The Climate Reality (organización de Al Gore en España), Ángel Cano, sobre la relación entre el Covid-19 y la naturaleza en un foro virtual moderado por el periodista de Diario de Ibiza Joan Lluís Ferrer. Estaba prevista la participación del profesor de investigaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y profesor asociado a la Universidad Rey Juan Carlos Fernando Valladares, que finalmente no pudo asistir por causas de fuerza mayor.

Más conciencia medioambiental

Ángel Cano incidió durante todo el foro en la importancia de potenciar la conciencia medioambiental de la población, que «no sabe lo que está pasando». El ponente afirmó que la interacción del ser humano con los animales está tan alterada, «que podemos comer especies que antes no se comían». Cano destacó ejemplos como el murciélago o los pangolinos, y se refirió a que la población humana ha crecido tanto que ahora llega a lugares a los que antes no accedía. «Los animales salvajes desarrollan patógenos cada vez más fuertes por la contaminación de sus hábitats», que a ellos pueden no afectarles pero que pueden tener consecuencias graves en el ser humano. «Cuando estas enfermedades llegan a nuestro entorno urbano, las posibilidades de contagio aumentan porque estamos más expuestos al permanecer [los virus] más tiempo en el aire a causa de la contaminación», expresó.

«Si la dejamos, la naturaleza es capaz de recuperarse»
Ángel Cano, durante su intervención en el foro virtual

Respecto a la rápida propagación de estas enfermedades, Ángel Cano se refirió al mundo global: «Si alguien en Wuhan come murciélago, se infecta, y luego viaja a otra parte del mundo las posibilidades de contagio se multiplican», comentó. «Una de las consecuencias del Covid es que las fronteras van a estar más controladas».

Transformación natural

El conseller de Medio Ambiente de Formentera destacó la transformación de algunos espacios naturales de la isla tras el confinamiento. Con unos vídeos submarinos de inmersiones en diciembre de 2019 y en la primera salida tras el confinamiento, demostró cómo la vida se había multiplicado bajo el mar. «Sin el impacto del hombre, hay más vida».

Tras el tiempo de confinamiento, y al comprobar los cambios que se han producido en diferentes entornos naturales, «la gente se ha dado cuenta de que tenemos a los animales oprimidos», aseveró Ángel Cano.

El responsable de la Asociación Despierta fue más allá, y reclamó a los gobiernos un compromiso firme para acabar contra el cambio climático: «Los gobiernos pueden cambiar grandes cosas en un corto espacio de tiempo, como ha demostrado el Covid. Hemos aprendido que, cuando queremos, podemos». En este sentido, destacó que el Covid acompañará a la sociedad durante «unos meses», pero el cambio climático permanecerá durante muchos años. «Es un problema mucho más grave que el Covid».

Otras enseñanzas del Covid-19


Respecto a las enseñanzas que la sociedad ha podido aprender del Covid-19, es que «hemos aprendido a vivir con menos», en palabras de Cano, quien aprovechó para remarcar la importancia de cada decisión de compra de cada persona para definir el futuro del planeta, tanto por la procedencia del producto como en relación a los métodos de producción, las formas de presentación (uso de plásticos)…

Por otro lado, el representante de Formentera apeló a la organización de conferencias, foros y otros eventos de forma virtual, «sin necesidad de que un buen número de personas se desplace», y evitando así la contaminación propia de estos desplazamientos. Ambos ponentes se mostraron convencidos de que «las videoconferencias han llegado para quedarse».

Pequeñas acciones

Antonio J. Sanz recordó cómo la población ha asumido rápidamente nuevos hábitos como el uso de mascarilla o la necesidad de mantener distancia social con la llegada del Covid-19, y destacó la importancia de incorporar pequeñas acciones en el día a día que ayudan a proteger el entorno: desde reducir el consumo innecesario de energía a generar menos residuos. «Estamos colapsando el medio ambiente», incidió.

«Si la dejamos, la naturaleza es capaz de recuperarse»
Antonio J. Sanz, conseller de Medio Ambiente del Consell de Formentera

El conseller destacó las acciones que está desarrollando Formentera para «tomar medidas para parar la crisis climática» en su territorio: desde proyectos de concienciación ciudadana, la apuesta por las energías 100% renovables, la limitación del consumo de plásticos de un solo uso y la promoción de una movilidad más sostenible.

El periodista Joan Lluís Ferrer puso sobre la mesa la reducción de trayectos marítimos entre Ibiza y Formentera incluso en temporada alta, y Antonio J. Sanz destacó que «se reduce la frecuencia, no el número de plazas», con el objetivo de que haya mayor aprovechamiento en los barcos que viajan entre las islas.

Fomentar la cultura de la reutilización es otra de las grandes tareas pendientes de la sociedad, según Antonio J. Sanz, quien habló también de la importancia de fomentar la separación de los residuos en el origen, aprovechar los residuos orgánicos para generar energía y adquirir nuevos hábitos que ayudan a reducir el impacto medioambiental: «Haz todo lo que esté en tu mano».

El foro virtual se cerró con un vídeo de la desescalada en Formentera en el que, a través de impactantes imágenes de la isla, se invita a pensar en un futuro más sostenible para todos.

«Si la dejamos, la naturaleza es capaz de recuperarse»
Joan Lluís Ferrer fue el encargado de moderar el foro virtual desde la redacción de Diario de Ibiza

Las casas y los cuidados: Una mirada feminista

Si pensamos en nuestras casas, pensamos en espacios de recogimiento y descanso, pero detrás del «hogar dulce hogar» se esconde un lugar de trabajo. En las viviendas realizamos la mayoría de tareas relacionadas con la nutrición, el vestir, la salud preventiva y el apoyo anímico y educativo de nuestro núcleo familiar más cercano. Los «cuidados» son, en la definición de la politóloga feminista Joan Tronto, «todo lo que hacemos para mantener, continuar y reparar nuestro ‘mundo’ para que podamos vivir de la mejor manera posible. Ese mundo incluye nuestros cuerpos, nosotros mismos y nuestro medio ambiente». Sin embargo, las casas en las que vivimos actualmente no facilitan estas tareas, no fueron diseñadas para poner los cuidados en el centro.

Durante siglos, las casas han sido el territorio de «la perfecta ama de casa», cuyo rol era ofrecer un amor abnegado e incondicional a la familia. Esto permitía, como apuntó Yayo Herrero en su reciente charla en el Club Diario, que el marido pudiera vivir «desconectado de su cuerpo». Afortunadamente vamos dejando esto atrás, pero los espacios arquitectónicos son reticentes al cambio. La arquitectura ha sido una profesión masculina desde su origen, aunque cada vez seamos más las arquitectas-mujeres. Como apunta Zaida Muxí en ‘Mujeres, casas y ciudades’, los referentes que se estudian en la universidad siguen siendo obras de arquitectos-hombres que no atienden a las experiencias de los cuidados y responden poco a las necesidades reales de la vida cotidiana.

Nuestras casas se componen de una serie de espacios monofuncionales ya predefinidos. No hay más que ver los anuncios de las inmobiliarias: «sala de estar, dos dormitorios, cocina y baño». Es difícil creer que las diferentes formas de habitar, de ser, de relacionarse, de configurar familias, puedan reducirse a eso. Además, esta lista refleja otra cosa: una jerarquía en las estancias, unas son centrales y otras periféricas. Este orden predefinido obedece a una realidad cada vez más alejada de lo que ocurre y queremos que ocurra en nuestras casas.

Un caso paradigmático es la cocina. Una cocina de dimensiones minúsculas, aislada, mal iluminada ¿facilita cocinar en pareja? ¿Ayuda a niños y niñas a ir aprendiendo a alimentarse de una forma sana y autónoma? ¿Permite disfrutar del acto social de cocinar entre amigos, tal y como lo promueven, por ejemplo, los concursos televisivos? Si se ha tendido a cocinas más abiertas no ha sido para dar respuesta a las demandas del feminismo, sino para economizar al máximo el espacio. La cocina no merece ser espaciosa y estar bien iluminada porque sigue considerándose un espacio periférico. Está destinado, por tanto, a ser utilizado por una «persona periférica». Y las cocinas aparentemente más innovadoras, son básicamente espacios en los que presumir de electrodomésticos de diseño y vinoteca, no para cocinar en el día a día con comodidad y criterios de igualdad.

Otro buen ejemplo es el ciclo de la ropa, que debería pensarse como la cadena de producción de una fábrica. La ropa sucia se genera en habitaciones y baños. De ahí se lleva a la cocina, donde, sin causa objetiva, se encuentra la lavadora. La razón, quizás, es que allí solía estar «la persona que va a encargarse de ello». Tender la ropa es un problema mal solucionado en casi todas las casas. La ropa se recoge, se dobla, se plancha (si se plancha) y finalmente se guarda de nuevo en las habitaciones. Si defendemos que el trabajo doméstico es trabajo, pensémoslo desde una perspectiva de optimización del trabajo: ¿Es realmente necesario que la ropa recorra todas las estancias de la casa?

Las casas donde habitan menores se convierten en guarderías en las que las estancias pierden su función original, en aras de un uso «temporal» que va a alargarse durante años. La sala se convierte en una ludoteca repleta de juguetes por ser el único lugar donde se puede vigilar a las criaturas mientras se realizan otras tareas. Una mala distribución afecta también a la vida individual y en pareja de padres y madres.
Y por último, la limpieza. Mientras soñamos con casas robotizadas que se limpian solas, e invertimos dinero en robots que aspiran, los arquitectos (y las arquitectas) todavía somos incapaces de diseñar teniendo presente, por ejemplo, que un armario exento acumulará más suciedad que uno empotrado, o que una mampara de ducha mal planteada puede ser nuestra peor pesadilla.

Una arquitectura que ponga los cuidados en el centro es un concepto relevante pero todavía poco desarrollado. El diseño de nuestras viviendas y de nuestras ciudades reproducen las estructuras de poder y los roles de género que rigen nuestra sociedad. Si observamos bien las dificultades de la vida cotidiana, podremos aplicar nuevas miradas a nuestras viviendas. Las feministas tenemos el desafío de reivindicar espacios no patriarcales y de reinventar las casas del futuro. ¡Viva el 8M, en las calles y en las casas!

- Publicidad -
X
X
X